Actuar antes que sea tarde

Santa Fe

Actuar antes que sea tarde

En el marco del tratamiento en el Concejo Municipal, de los proyectos de Ordenanza de Presupuesto 2024, Ord. Tributaria y un «paquete» de emergencias, compartimos el análisis de Proyecto Futuro.

Pablo Landó, Federico Fulini y Vanesa Oddi

El Ejecutivo municipal envió el proyecto de Presupuesto y Ordenanza Tributaria y será tratado esta semana por el Concejo. Desde Proyecto Futuro, presentamos nuestras opiniones y propuestas orientadas a mejorar las condiciones de vida de la ciudad y las familias santafesinas.

“Aprobarlo para dar respaldo institucional a un gobierno que recién asume; darle previsibilidad, fortaleza”, etc. Estas y otras frases similares son las opiniones de concejalas/es por estos días en un sano intento de apuntalar la gestión. Pero, actuar así va a generar, precisamente, todo lo contrario. El proyecto de Presupuesto 2024 presentado no parte de la gravísima realidad actual y eso no constituye un problema administrativo sino la antesala de una crisis de gobernabilidad (a la que se añade el delicadísimo cuadro socio-laboral actual) generada por las decisiones políticas y económicas del presidente de la Nación, Javier Milei. La disyuntiva es clara: se lo enfrenta y se defiende la ciudad y su gente o la situación se agravará a niveles desconocidos.

Veamos. Lo sustancial de los ingresos (51%) se constituye de recursos que ya fueron congelados, recortados y/o eliminados de parte de Nación (coparticipación); y el 49% restante, de aumentos en Derechos de Registro la mayoría, TGI y otras tasas, derechos y multas en una sociedad que pierde aceleradamente su poder adquisitivo y tendrá menor capacidad de pago.

Se estima una “Tasa de Inflación anual de 69,5%” (estamos entre 20-25% mensual) y afronta -a dos meses de asumir-, un problema de alta sensibilidad en la población: la crisis terminal del transporte público de pasajeros. A esto se suma el visible abandono en el mantenimiento de importantes porciones de la ciudad que dejó la gestión saliente (iluminación, pastizales, deterioro de calles, residuos, etc.) y su correspondiente destrucción de maquinaria que demandan recursos inmediatos para el buen vivir de santafesinas/os.

Del total presupuestado; un 52% se destinaría a “personal”, un 17% al (desastroso) “sistema de recolección y tratamiento de residuos” y un 31% para todos los gastos restantes, destacándose “seguridad” con un 10% del total del presupuesto. 

Es importante destacar un criterio de “progresividad” aplicado a la TGI y el aumento del DREI a bancos, financieras, bingos y casinos; aunque las alícuotas deberían haber sido mayor dado el ciclo de ganancias extraordinarias de estos sectores. 

El intendente en su encrucijada describió al Presupuesto 2024 como: “muy equilibrado, donde va a tener que basarse en la gestión. Vamos a tener recursos acotados y tenemos que ser muy ingeniosos a la hora de poder gestionar para garantizar nuestras metas”. Destacó su preocupación por el “equilibrio fiscal” y la “austeridad” (hoy de moda) y la pretensión de “ordenar y pacificar” con “más cámaras, patrullaje de la GSI”. Días atrás circularon versiones periodísticas de compra de pistolas Taser.

Lamentablemente,  los resultados no serán los esperados. Hoy la población demanda recuperar el rol de un Municipio que planifique la ciudad en torno a la producción y el empleo, la educación y la salud, las infancias y adultas/os mayores, el transporte público, el acceso al deporte, la cultura y recreación. Que no se retire de las funciones centrales que ordenan el cuidado y la vida de la comunidad. Aquí reside la garantía de una ciudad más segura. Y en eso, resultan determinantes los recursos.

No se puede aceptar la pobreza y el hambre. Habitamos la capital de la provincia; a 150km del complejo agroexportador de proteínas y alimentos más importante del mundo, a 70km de la cuenca lechera más importante de Sudamérica, a 300 km de los 7 millones de cabezas de ganado…Sobran recursos y alimentos; falta decisión política de ponerlos al servicio del bienestar de la población. 

En la ciudad, existen sectores económicos que deben aportar mayores recursos para consolidar un presupuesto genuino acorde a la coyuntura actual.

En este sentido, proponemos iniciativas en materia de obtención de recursos y medidas para intervenir en la crítica situación actual. En el próximo período serán presentados como Proyectos de Iniciativa Popular:

a) En el debate de Proyecto Ordenanza Tributaria planteamos aumentar significativamente alícuotas del DREI. 

“Bancos y entidades financieras” (del 75 al 200%), “Bingos y Casinos” (del 100 al 250%), “Grandes Superficies” (del 20 al 50%) 

b) Proyecto de Modificación de los Convenios Urbanísticos. Rediscutir la recuperación de “plusvalía urbana” para capturar parte de las rentas extraordinarias apropiables por un desarrollo inmobiliario por el solo hecho de localizarse en áreas de renovación o centralidad urbana (en cercanías de paisajes naturales y/o fluviales valorados socialmente, zonas de valor histórico o arquitectónico, sobre corredores viales de jerarquía, etc.) Su recupero, será direccionado en favor de la reducción de las inequidades socio-espaciales.

c) Proyecto de Emergencia Social y Alimentaria (en los términos del aprobado en año 2018 por organizaciones sociales y comunitarias de la ciudad para garantizar empleo en obras menores de trabajadoras/es de la economía popular y abastecer de alimentos)

d) Proyecto de “Declaración de la Emergencia en Transporte Público de Pasajeros”. Urge estabilizar el sistema ante la crisis terminal actual, llamando a “Audiencia Pública” para el protagonismo ciudadano y establecer un férreo control del servicio. Creación de 1 Línea “Testigo” (100% pública) que transparente costos y avanzar en un sistema moderno con “estaciones de transferencia” que unan líneas con adecuación de horarios y recorridos. 

e) Proyecto de Creación del Banco Municipal de la ciudad de Santa Fe para fomento del crédito a la industria, pymes, comercios locales, obras y sostenga en el tiempo una política pública de acceso a la vivienda propia.

f) Proyecto de Creación del Frigorífico de la Ciudad para crear empleo y garantizar cortes baratos al comercio local, instituciones comunitarias y desarrollar una Red de Mercados Populares

g) Proyecto de Construcción de un Astillero Naval, de reparación y fabricación de barcazas en las instalaciones del Puerto de Santa Fe que genere empleo y capture el mercado existente de más de 5 mil embarcaciones que transitan nuestros ríos.

h) Proyecto de Declaración que inste a la provincia a modificar la Ley Provincial N°11.011 (de creación de los Entes Portuarios). Hoy tenemos un Municipio sin recursos y un Ente Portuario millonario. Hay fondos a recuperar de manos de privados que usufructúan recursos públicos. ¿Adónde van a parar los cánones de alquileres de centros comerciales, casino, shopping e inmuebles de lujo?; ¿quién se queda con los ingresos por el uso de la infraestructura portuaria? El Ente Portuario y ese “círculo rojo” de la ciudad que lo controla asentado en la maraña de la “autonomía” heredada de la entrega de lo público ejecutada en la década del 90.

Santa Fe, martes 20 de febrero de 2024